Sobre mí

Conoce un poco más sobre mí y mi filosofía.

¿Quién soy?

Soy Amparo, soy coach experta en motivación y gestión emocional y Psicóloga Transpersonal.

Soy emprendedora, soy una apasionada de la vida, una luchadora en toda la expresión de la palabra y disfruto dando lo mejor de mí a quienes me otorgan el privilegio de trabajar con ellos. Me apasiona el desarrollo personal.

Creo en la generosidad y en la libertad y oriento estos valores a mi misión profesional de ayudar a los demás a poner orden en sus vidas, a conocerse por dentro para comprender lo que viven fuera, porque la calidad de nuestras vidas no depende de las circunstancias exteriores, depende en todo momento del camino que toma nuestra conciencia. Me inspira el mostrar, a través de mis procesos de coaching, como en cada situación que vivimos, tenemos la oportunidad de ver una poderosa posibilidad en lugar de un juicio sobre lo que está bien lo que está mal.

Me mueve y me motiva aportar mi experiencia al mundo, contribuir a que sea un espacio de gratitud, de alegría y de ilusión, a crear un mundo en el que las personas crean y se muevan motivadas por sus ilusiones, sueños y sus propios deseos. Creo ciegamente en el potencial humano de las personas y en su capacidad de cambio. Me encanta ayudarles a descubrir habilidades, dones y talentos que desconocían y acompañarles en su desarrollo evolutivo y conciencial.

Me entusiasma el poder de la palabra y la conversación. La comunicación es una de mis grandes aficiones. Me puedo pasar horas escuchando a buenos oradores, comprobando que las palabras constituyen el poder que tenemos para crear. Con palabras describimos nuestros sentimientos, emociones, pensamientos… Las palabras son pura magia y el don más poderoso que tenemos como seres humanos.

Formación

Estudié Trabajo social en la Universidad de Valencia y acabé especializándome en la Gestión y Dirección de Empresas mediante un Máster en Dirección Empresarial (MBA) que cursé en la Universidad de Westminster en Londres, donde viví durante 8 años y trabajé en diferentes sectores.

Durante más de 25 años he compaginado mi carrera en el mundo de la empresa con mi interés por autoconocimiento y el desarrollo personal. Hace ahora 8 años que decidí que había llegado el momento de trabajar en un entorno más personalizado, cálido y cercano al cliente donde poder poner toda mi experiencia al servicio de las personas para su propio desarrollo personal y profesional.

Me formé en el Instituto Europeo de Coaching de Madrid donde me he certificado como coach, Experto Internacional en Coaching Nivel Oro. Estudié coaching cuántico formándome con un programa de mentoría con María Lobo y también en Quantum Link System. He desarrollado proyectos en diversos sectores como la Sanidad, la música, la televisión y la publicidad. Hice un Máster en Psicología Transpersonal con Marly Kuernez en el que ahora formo parte del profesorado impartiendo formación presencial y Online. También soy monitora en el El Juego de la Atención, programa terapéutico creado por Marly Kuernez con resultados comprobados en un estudio llevado a cabo por la Universidad de Psicología de Murcia, respecto a Control de emociones y Control de impulsos. También he adquirido formación en Lógica Global Convergente, PNL, Enfoque sistémico y Eneagrama. Soy fundadora y Directora de GreenCoaching, desde donde creo programas de coaching con metodología propia tanto para el ámbito personal como el corporativo.

Aprendizaje

Para poder poner orden en los demás, también y, sobre todo, tuve que ordenarme primero a mí misma.

Yo también me he desordenado, me he caído (¿quién no se ha caído alguna vez en su vida?) y me he levantado muchas veces, tantas que he terminado siendo una experta en ordenar y reconstruir lo que parece inverosímil.

En mi camino ha aprendido que cada vez que somos conscientes de un comportamiento inconsciente, por pequeño que sea, se produce un cambio rotundo. Nuestra consciencia cada vez que descubrimos un momento inconsciente y logramos distanciarnos de él.

He aprendido que los pensamientos sólo son pensamientos y no la realidad que tratan de crear, que la realidad es la que es y que somos libres de elegir la forma en que queremos vivirla. Hay una gran diferencia entre pensar y ver: una cosa es ver la realidad que tienes delante y otra, muy diferente, es pensar acerca de la misma.

También he aprendido que hacer cosas nuevas es vital porque quedarte en tu zona de (dis)confort limita tu evolución genética. Que todo lo que no es espontáneo, leve y divertido es aprendido y no natural.

También he aprendido que la culpa sirve para que veas algo que hay que arreglar, algo que necesitas resignificar; que cuando culpas a lo externo de lo que te ocurre, te paralizas, no andas, porque estás poniendo en manos de otro una respuesta que está en ti.

 

Algo importante que también he aprendido es la importancia de ser tú feliz para darles a tus hijos un modelo de salida. Y lo vital que es renunciar a la idea que tenemos sobre quienes deben ser para poder aceptarles tal y como son y enseñarles a amarse a sí mismos tal y como son.

He aprendido que no puedo acompañar al otro en su sufrimiento, que debo respetar su decisión de sufrir porque la única forma real que tengo de ayudarle es siendo feliz yo y dejando que el otro se contagie. Que si yo vibro más fuerte, él se engancha a mi.

En definitiva, he aprendido que la felicidad es una elección.

¿Quieres aprender conmigo?

Mis clientes dicen

Experiencias reales de pacientes.

5/5

Tuve la suerte de haber conocido personas que me llevaron hasta Amparo.

Me considero muy dichosa de que Amparo haya aparecido en mi vida en un momento crítico y del cual, gracias a ella, he podido salir ganando. Aprendí a reconocer toda la fuerza y energía que hay en mí, también en momentos críticos.

Como dice Amparo, la vida es juguetona y eso hace que a veces te encuentres con situaciones difíciles de resolver. Cuando estás dentro de una de esas situaciones, necesitas a alguien a tu lado que te haga de espejo para que reconozcas qué es lo que realmente está pasando en ese momento de tu vida. Gracias a la ayuda, profesionalidad y amistad de Amparo, logré reconocer que las cosas se pueden resolver a través de la alegría en vez del sufrimiento.

Doy gracias por esta oportunidad que tuve con ella para poder reconocer la ligereza en vez de la pesadez, a través de neutralidad, amor y alegría. También con un poco de disciplina, pero siempre siguiendo tu intuición. Dejando que el corazón hable.

Puedo recomendar mucho a Amparo, una persona que te ayuda ver lo que hay en ti y te vuelve a enseñar que en las situaciones delicadas que a veces se interponen en nuestro camino, siempre hay una solución al alcance de cada uno de nosotros.

Astrid Harnisch
5/5

Llegue hasta ti sin saber bien como sería la experiencia puesto que no sabía que era eso del coaching.
A fecha de hoy puedo decir que estoy encantada, que estoy descubriendo otra manera de sentir, de percibir, de vivir en definitiva.

Siento que con el poco tiempo que llevamos he aprendido mucho sobre mi. Empiezo a darme cuenta de cuando me estoy culpando y cuando estoy dejándome llevar por las cosas que ocurren fuera de mi. Ahora sé que todo lo que necesito está dentro de mi y tengo muy presente lo que tú me has enseñado.

He aprendido a perdonarme, a respetarme , a permitirme y a vivir de dentro hacia fuera con el foco en mi. Tengo un largo camino que recorrer pero me siento capaz.

Amparo Soler

¿Hablamos?

Escríbeme y da el primer paso hacia tus objetivos.