¿Quieres mantener a raya el miedo?


¡Juzga menos y observa más!

En este artículo te propongo un reto: NO JUZGAR.

Es un reto complicado porque todos tenemos activado un mecanismo inconsciente que nos hace juzgar de forma constante todo lo que vemos, a nosotros mismos y a los demás.

¡Juzgamos tanto como pensamos! Estamos continuamente emitiendo juicios del estilo de “yo no valgo para eso, tengo muy mal carácter, no puedo escribir, no me puedo comparar con éste o con aquél, yo no tengo nivel, eso que has dicho me ofende, tú no tienes razón, ése de ahí tiene mala pinta, esa señora tiene mal carácter, etc “.

Hoy una clienta me contaba lo difícil que le resulta soportar los momentos de bloqueo que sufre su pareja. Cuando él se bloquea por la razón que sea, deja de hablarle a ella, se encierra en sí mismo y se aísla de ella y de todo.

Mientras a él le dura este bloqueo , a mi clienta se le ocurren mil posibilidades para explicarse lo que está ocurriendo, sobre todo, se cuestiona si la causa de todo está en ella, en algo que ha hecho o en algo que ha dicho… y empieza a imaginar y elucubrar que pasará y entonces proyecta otro abanico de posibilidades que ocurrirán en función de todo lo que ella está imaginando… ¿me sigues?

Juzgamos, juzgamos, imaginamos… no sentimos!
¿Qué está haciendo, que le está pasando? Ella está dejándose llevar por sus pensamientos, sin pararse ni un momento a observar la situación y a darse cuenta de lo que está sintiendo.

Está juzgando a su pareja, a la situación que está viviendo, a sí misma… Y TODO ES IRREAL, SOLO ESTÁ EN SU IMAGINACIÓN, en los pensamientos que su mente está formando y enjuiciando de forma inconsciente. Lo único real es que su pareja está contraído y no quiere hablar. El resto es únicamente lo que ella está juzgando.

¿Tienes idea de cuantas veces juzgamos todo lo que nos rodea cada día? ¿Te suena oírte diciendo “que día más malo hace” en lugar de “hoy está nublado”?; ¿o mirarte al espejo y decirte “que mala cara tengo, que mal que queda esta ropa”?; tal vez te identifiques en juicios que haces constantemente respecto a las personas que te rodean: “que tonterías está diciendo este chico”, “que desagradable que es esa persona”, “cuánto sabe esta mujer”; y también cuando reaccionas convencido de que alguien ha hecho o dicho algo con la clara intención de molestarte (según tu, claro).

Mi realidad, tu realidad.. hay infinitas realidades
La realidad es que nada es igual para todos, todo lo que vemos y oímos es único para cada uno porque, ante la misma situación, cada persona percibe, siente y responde de forma diferente. Lo único que podemos saber con certeza es lo que sentimos nosotros, pero nos empeñamos en prestar atención a lo que hacen otros y, al hacerlo, dejamos nuestro poder de decidir en sus manos.

Te alegrará saber que hay herramientas que nos ayudan a estar presentes, es decir, a enfocarnos en nosotros en lugar de en lo que otros dicen o hacen y poder así darnos cuenta de lo que sentimos antes de reaccionar.

¿Te imaginas que fueras capaz de evitar esas espirales de ansiedad en las que a veces te sientes atrapado y sin la menor idea de cómo salir de ahí? Te aseguro que lo puedes lograr, puedes sentir la tranquilidad de enfrentarte a cualquier situación sabiendo de antemano que no vas a ponerte nervioso, no vas a perder los nervios, no te vas a entristecer ni tampoco a enfadar.

Acepta el reto de NO Juzgar durante 21 días
Para empezar a conocerte un poco mejor a ti mismo te propongo UN RETO: 21 DIAS COMPLETOS SIN JUZGAR.
No vas a juzgar nada, ni el tiempo, ni la comida, ni tu aspecto, ni tu estado de ánimo (ej: “estoy fatal” :NO – “estoy como estoy, sin calificar mi estado”: SI), ni a los demás: ni a tu pareja, a tus hijos, a tu jefe, a tu compañero de oficina…
Repito: NO JUZGO A NADA NI A NADIE, SOLO OBSERVO Y NO CALIFICO.

¡No te vas a creer la de veces al día que estás emitiendo juicios respecto a todo y a todos!
Bájate la plantilla de NO JUZGUES MAS que he elaborado para ti y rellénala durante 21 días, verás que sorpresas te llevas. Podrás comprobar cómo poco a poco, te vas dando cuenta de lo que sientes y empezarás a modificar algunas conductas con tal de evitar repetir situaciones que no te gustan. Descubrirás partes de ti mismo de las que no eras consciente y empezarás a cambiar cosas que no te gustan de forma inmediata.

Atrévete a tomar el RETO DE NO JUZGAR DURANTE 21 DÍAS y ya me contarás lo que has descubierto!!

Descárgate el Reto 

 

Pin It on Pinterest

Shares

Comparte esta pagina

Difunde GreenCoaching

Shares