Sé impecable con lo que sientes. Suelta la culpa

Sé impecable con lo que sientes. Suelta la culpa

Suelta la culpa. Sé impecable con lo que dices, o lo que es lo mismo: no te sientas culpable por nada. Si te preguntas de qué te sientes culpable, seguro que, a poco que te detengas a pensarlo, te sale un listado interminable: De dejar una relación, de no ir los domingos a ver a tus padres, de no quedarte horas extras en la oficina, de no ser buena madre/padre, de comer demasiado, de ejercitar poco, de leer poco, de no dedicarle más tiempo a tus hijos…. ¡de casi todo! Te planteo una reflexión acerca de la culpa, porque es la emoción negativa más frecuente con la que nos...
Centra tu atención: sé impecable con lo que dices.

Centra tu atención: sé impecable con lo que dices.

Sé impecable con lo que dices, o lo que es lo mismo: libérate y crece con tus palabras. ¿Sabes que la lengua es el órgano más poderoso de todo el cuerpo? Tiene 17 músculos. Puede hacer múltiples cosas: con la lengua puedes enamorar, puedes convencer, puedes sanar o puedes dañar. La lengua tiene mucha fuerza porque con ella hablamos, con los demás y con nosotros mismos. Y podemos adecuarla, adaptarla y transformarla porque tiene capacidad de hacerlo. Y esto es una buena noticia porque acaba de llegar el otoño y es un buen momento para que centres tu atención en nuevos hábitos para los próximos tres meses que quedan...
Centra tu atención: sé impecable con lo que oyes.

Centra tu atención: sé impecable con lo que oyes.

Centra tu atención: Sé impecable con lo que oyes, o lo que es lo mismo: no te tomes nada personalmente. ¿A qué viene esto? Pues a que estamos en septiembre y entramos en el último cuatrimestre del año. Es momento de revisar y re-encuadrar. Y qué mejor forma de hacerlo que centrando tu atención en nuevos hábitos para los próximos cuatro meses que quedan hasta final de año y que harán tu vida más fácil. Porque acabó el verano y las vacaciones. Vuelta al cole. Literal. Ya has pasado el trago del último día de vacaciones, probablemente algo parecido a los domingos de invierno previos a los lunes laborales...
¿Envidia? Haz alquimia con tus pensamientos

¿Envidia? Haz alquimia con tus pensamientos

La incertidumbre, los celos, el rencor, los miedos, la envidia, (por muy sana que sea), vienen de una parte interna que se presenta de repente y, sin más contemplaciones, interrumpen tu vida, alteran tu estado de ánimo y te hacen tomar decisiones totalmente inadecuadas para ti. Y con esto, la dispersión aparece, campa a sus anchas y el enfoque sostenido que necesitas desparece. Y te lías, se te van las horas sin conseguir algo sólido, te preocupas, te pones nervioso y así no hay creatividad posible. No vienen ideas nuevas, las opciones se reducen… sientes que te atascas y que no avanzas. La envidia es un indicador que que...
Si quieres avanzar… ¡párate!

Si quieres avanzar… ¡párate!

Después de más de un mes de paréntesis vuelvo a retomar mi vida. Si, a retomar mi vida porque durante casi cinco semanas he tenido que ponerla en standby. Una lesión muscular intensa me ha dejado fuera de juego, literalmente. Fuera del juego laboral, del juego familiar, del juego social y completamente inmersa en el juego emocional. ¡Claro, como no! Un parón de 5 semanas da para trabajar mucho y si no te puedes mover, como ha sido mi caso, da para sacar adelante muchísimo trabajo. Ahora eso sí, hay que aceptar que es trabajo del que no se ve, del que no se cobra, del que pocos quieren hacer. Porque...
¿Te comunicas claramente o asumes que te entienden?

¿Te comunicas claramente o asumes que te entienden?

En este post te voy a hablar de comunicación. Porque lo que hablas, lo que expresas y cómo lo haces determina lo que ves, lo que sientes y lo que consigues. La comunicación es vital en nuestro día a día. Una comunicación apropiada marca grandes diferencias en los resultados que obtenemos en cualquier ámbito, ya sea en el trabajo, en casa, con los amigos o con la familia. Pero ¿has pensando la importancia que tiene el cómo te comunicas contigo mismo? Pues te anticipo que es algo así como tener el As de Corazones, o encontrar la llave del tesoro, o la madre del cordero… Vamos, que en la...

Pin It on Pinterest